El 29% de la población mexicana vive en la zona costera, la cual alberga ecosistemas de gran importancia socio-económica y que proveen una gran cantidad de servicios ambientales. La pandemia de COVID-19 está restringiendo severamente las actividades económicas y de recreación en todo el mundo. Esto representa una oportunidad única para evaluar el impacto antropogénico que ocurre sobre la zona costera.

La laguna de Términos es uno de los ecosistemas más importantes de nuestro país. El cual alberga un ecosistema con una alta biodiversidad. Sin embargo, la laguna se encuentra bajo una alta presión ambiental debido las actividades petroleras y las pesquerías. Además, de que alberga a la Ciudad del Carmen y de que recibe los efluentes del Sistema Grijalba-Usumacinta.

La reducción de la actividad económica y de la movilidad humana supone, en principio, una menor presión sobre los ecosistemas ¿Es posible medir este efecto dentro de la zona costera de la Laguna de Términos? Los principales efectos que se pueden esperar son: la reducción de los efluentes urbanos, así como la modificación de los factores bióticos y abióticos en la zona costera debido a la falta de actividades humanas.

En este proyecto se abordan diversos aspectos en los que académicos de la Estación del Carmen pueden contribuir a responder, desde diferentes perspectivas, esta pregunta. Cada sub-proyecto contiene su propia hipótesis, estrategia de muestreo, metodología y necesidades.

Collections in this community